GRECIA: PONER FIN AL LABORATORIO NEOLIBERAL DE LA TROIKA CON UN “NO” ROTUNDO EN EL REFERENDUM DEL DOMINGO

OXI2

J. Rodríguez y Antonio Sanabria

Las arduas negociaciones con la antigua troika (Comisión Europea, Banco Central   Europeo y FMI) tras la victoria electoral de Syriza en enero pasado, han puesto sobre la mesa un cuestionamiento teórico y político de la austeridad como propuesta del lado acreedor. Estas conversaciones han derivado en la convocatoria por parte del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, a someter a referéndum la última propuesta de las instituciones pidiendo formalmente el “no” en la votación. Una última propuesta que es una nueva vuelta de tuerca en la espiral de austeridad y devaluación salarial de los últimos cinco años en Grecia.

Pese al intento desde las instituciones, ahora sin el FMI tras el default griego el 30 de junio pasado, por presentar la consulta como un plebiscito a favor o en contra del euro, el debate en realidad es entre seguir o no las políticas de ajuste. Entre priorizar la extracción de ingresos a toda costa y mantener las políticas neoliberales, o plantear un plan concreto de reestructuración con quitas de deuda y un programa definido de inversiones.

Sigue leyendo

«Candidaturas unitarias» y movimientos sociales ante las elecciones locales: acercamientos y distancias

Lo que sigue es el relato el primera persona de una experiencia vivenciada a escala reducida (pueblos y ciudades de la Sierra de Madrid), en la que todo parece más evidente, más simple, que en las grandes ciudades. Aun así, algunas de las reflexiones políticas que se suscitan podrían ser válidas a una escala mayor.

foto_art2

Una experiencia personal

Collado Villalba (Madrid), 10 de mayo de 2015. Bajo un sorprendente calor se desarrollaba un acto electoral conjunto de más de diez denominadas «candidaturas de unidad popular» (en adelante «CU») de la Sierra del Guadarrama, que fue el primer acto electoral en el que participé en toda mi vida. No pude evitar sentirme algo incómodo por estar organizando un evento público para pedir el voto: la política de partidos, o la política institucional, no es mi hábitat natural. El centro de aquella jornada fue una ronda de mítines de cinco minutos en los que hablaron los candidatos de cada pueblo. El mitin es un género que se me hace muy difícil digerir, a medio camino entre la arenga militar y una presentación comercial de producto. Pero para casi todos estos candidatos, que a fecha de hoy son ya concejales, aquel era también su primer mitin, su primera creación en un género que, intuyo, tampoco les gustaba demasiado. Acabaron diciendo sin muchos filtros lo que opinaban, lo que proponían, lo que llevan dentro. Y claro que tenían mucho que decir porque, aunque algunos llevaban muy poco militando en partidos, tenían gran experiencia en política local. Trabajaban o habían trabajado en asambleas locales del 15M, centros sociales, despensas solidarias, plataformas antidesahucios, colectivos ecologistas y otros movimientos sociales de escala local.
Sigue leyendo

Deuda e impago: la inflexible doble moral de los acreedores

(Artículo originalmente publicado en el periódico Diagonal)

En sus negociaciones con el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI) Grecia plantea la necesidad de incluir quitas de deuda en el posible acuerdo, algo que “las instituciones” rechazan. Pero justo en estos días se cumplen diez años de la condonación de 33.000 millones de euros de deuda a los 18 Estados más empobrecidos del mundo, incluidos también pagos pendientes con el Banco Mundial y FMI. En aquellos felices días, se decía, era el “momento para la osadía”.  Lamentablemente, Grecia permanece ahora excluida de tanto atrevimiento.

Sigue leyendo

La representación como motor democrático: es ahora

Publicado en eldiario.es

En las tomas de posesión de los nuevos ayuntamientos hemos observado con perplejidad cómo por vez primera en esta crisis las multitudes se han agrupado para aplaudir y corear a sus políticos. La desafección ha quedado a un lado y en determinadas plazas se ha escuchado un grito inédito: “Que sí, que sí, que sí nos representan”.

Candidaturas formadas en gran parte por activistas que en los últimos años han participado de las luchas estudiantiles, contra los desahucios, de las mareas y de la indignación general, han obrado lo que parecía imposible. Algunos eran reacios a la representación institucional, defensores de un tipo de democracia más directa y asamblearia. Ahora dan el salto a la representación y es aquí donde se plantea un reto apasionante.

Sigue leyendo

Lo que enseña Ahora Madrid

Fiesta electoral de Ahora Madrid el 24M. / Europa Press.

Fiesta electoral de Ahora Madrid el 24M. / Europa Press.

Publicado el pasado 26 de mayo en eldiario.es

Autenticidad. A la mayoría del electorado nos encanta votar con ilusión, creyéndonoslo. “Estábamos sedientos de autenticidad”, me decían estos días desde Madrid sobre la candidatura encabezada por Manuela Carmena. Nada de frases impostadas ni de sofisticados cálculos demoscópicos. Nada de insultos. Bastaba la ejemplaridad y un discurso contundente en fondo y objetivos, con vocación de transformación, que fuera a la vez tranquilo en las formas. Una se puede dirigir a amplias mayorías, y ganar Madrid, sin renunciar a los valores de la izquierda. Aquí hay que reconocer que el primero en apuntar hacia este camino tras la estela del 15M fue Julio Anguita y su Frente Cívico.

Sigue leyendo

¿Qué hacemos con los votantes del PP?

Aguirre, Aznar, Botella y Cifuentes en un acto de campaña en Madrid Río. EFE.

Aguirre, Aznar, Botella y Cifuentes en un acto de campaña en Madrid Río. EFE.

Publicado en eldiario.es

Da igual que en su seno se organicen tramas delictivas, que funcionen con una contabilidad B desde hace al menos 18 años, con sus máximos cargos públicos cobrando en negro. Da igual que lo acrediten los jueces.

Da igual que mientan a los votantes, que hayan incumplido sistemáticamente sus promesas. Da igual que ordenen perseguir y golpear a la ciudadanía más comprometida, a jóvenes y mayores, a los disidentes de su austeridad. Da igual que nos amordacen.

Sigue leyendo

1 sello de 0.40

DSC_8730

1 talego

1camisa

1 par de calzoncillos

1 par de calcetines

1 cartera con fotografías

1 petaca

1 botas

1 pantalón

1 manta

1 carpeta de papel para escribir

1 sello de 0.40

Estas eran las pertenencias de Nicasio Urbina Fernández, natural de Anchuras, Ciudad Real, el día de su fallecimiento en la cárcel de Valdenoceda. Así consta en el registro de su defunción.

Con 62 años, 6 hijos y de profesión jornalero del campo, había sido acusado por un consejo de guerra de “auxilio a la rebelión” durante la guerra civil, siendo condenado a 20 años de prisión. Entra en esta cárcel  un 26 de septiembre de 1940, donde fallece apenas 6 meses después.

La cárcel de Valdenoceda era una antigua fábrica de seda, reconvertida en penal entre 1938 y 1943. Allí fueron a parar condenados de distintas partes de España. Se convirtió en un auténtico campo de exterminio, donde los presos vivían hacinados y morían de frío, hambre y enfermedad.

Contaban los supervivientes que el sueño más recurrente de los reclusos era un simple trozo de pan.

La muerte de Nicasio le fue comunicada a su viuda mediante una carta. En el expediente de la carcel esta escrito a mano que el sello de 0.40 cts. que conservaba el recluso “se puso en la carta a la viuda” con tal fin.

El pasado sábado 18 de abril de 2015, 74 años después de su fallecimiento, sus restos le fueron entregados a sus familiares, durante un acto organizado por la Agrupación de Familiares y Amigos de Represaliados en Valdenoceda.