La inteligencia de destruir lo público (en la ciencia)

amor bañeraConcha Mateos

Los investigadores y docentes de las universidades españolas investigan. En muchos casos, el Estado, todas nosotras, pagamos dinero para que así lo hagan. Luego, a veces, publican. El Estado, todas nosotras, a través de la FECYT -Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, una fundación pública dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad- pagamos millones de  euros a la empresa multinacional Thomson Reuters para que las universidades españolas puedan entrar en su Web of Knowledge, que es la base de datos donde teóricamente se encuentran las mejores revistas del mundo. Hay dinero que no deja de fluir en ciertas direcciones.

Sigue leyendo

Anuncios