¿Qué hacer con la deuda y el euro? Un manifiesto

crisis euroRecientemente la revista VientoSur ha hecho pública la versión española de un manifiesto firmado por diversos economistas europeos. Las versiones en inglés, francés y portugués están accesibles aquí.

Dicho manifiesto, suscrito por algunos de nosotros, pretende ser una contribución al debate que hoy día se tiene en distintos foros europeos acerca de la orientación que la izquierda debería tener respecto al euro y al problema de la deuda. ¿Debemos reivindicar, como planteaba recientemente Oskar Lafontaine –antiguo Ministro de Finanzas alemán y actual dirigente de DieLinke– una disolución de la zona euro como vía para salir de la crisis? ¿Debe la izquierda europea apostar por permanecer en el euro a toda costa, aun cuando eso suponga el continuo deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de la población? ¿O debemos superar dicho dilema –salir o no salir– avanzando una estrategia que se concentre en el problema de la deuda? En línea con este último planteamiento, el manifiesto defiende la necesidad de romper con el “euroliberalismo” pero, simultáneamente, plantea una serie de instrumentos para impulsar una alternativa europea.

Anuncios

Euro no, euro sí y viceversa. Una propuesta

Euro sí, euro no y viceversa(Versión ampliada del artículo publicado en eldiario.es junto con Juan Barredo)

Introducción: El debate sobre el euro:

Hace poco más de dos años el economista francés Michel Husson publicó un artículo en la revista de Socialist Resistance en el que planteaba las líneas generales de una posible estrategia de la izquierda europea frente a la crisis. El núcleo del artículo, sin embargo, estaba dedicado a cuestionar que la salida del euro fuese una solución a los problemas a los que las clases trabajadoras europeas se están enfrentando actualmente, una idea defendida por otros economistas como el griego afincado en Londres, Costas Lapavitsas. La respuesta de éste (cuya versión en castellano se puede encontrar aquí), defendiendo dicha salida como elemento central de una estrategia de izquierdas radical y la posterior contestación (aquí en castellano) de la economista turca, también afincada en Londres, Özlem Onaran provocó que el debate sobre el euro se convirtiese en trending topic de las discusiones entre los intelectuales y activistas de izquierdas europeos

A pesar de que, como suele ser habitual, dicho debate llegó tarde a nuestras tierras, también aquí ha generado una gran controversia. Los argumentos a favor y en contra de la salida del euro han sido profundizados y matizados, de tal modo que ya no es posible dar una respuesta simple a la cuestión. Sin embargo, la cuestión de las propuestas alternativas a poner en marcha, ya sea dentro o fuera de la moneda única, sigue estando poco trabajada, más allá de lo que tiene que ver con propuestas de carácter más bien “defensivo”, como puede ser la de la puesta en marcha de una auditoria de la deuda. En este artículo tratamos de dar las primeras pinceladas de lo que podría ser un mecanismo económico de integración alternativo, cuyas líneas generales podrían aplicarse tanto a la reforma radical del proceso de integración europeo a la que algunas posiciones aspiran, como a lo que podría ser la construcción de un proceso de integración alternativo fuera del marco de la Unión Europea (UE).

Sigue leyendo

La crisis del euro y la dictadura de los acreedores

En este artículo abordo una explicación sobre la crisis en la eurozona. El texto acaba de ser publicado en el número 23-24 del boletín mensual Momento Económico, editado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

Trataré así de explicar la particular crisis que atraviesa la eurozona (EZ en adelante), dentro de la profunda recesión actual a escala global. El argumento central consiste en vincular la recesión, no tanto con el euro, sino con una crisis bancaria propiciada por la liberalización financiera y el ajuste salarial del modelo neoliberal.  No se trata de negar las evidentes deficiencias en el diseño de la EZ. Además, sin duda las autoridades europeas han aprovechado la recesión para crear diversos instrumentos con los que perseverar en el ajuste, pero de nuevo no es tanto el euro per se, sino las exigencias de los prestamistas: la dictadura de los acreedores.

Sigue leyendo