Juan Manuel González (Upi)

Las implicaciones sociales, territoriales y ambientales de los procesos socioeconómicos han formado parte de mis inquietudes desde que salí de la Facultad de Economía, allá por el año 1999. Durante una estancia en Alemania, formando parte de un equipo de trabajo interdisciplinar, descubrí lo reacia que es la ciencia económica a integrar en su seno conocimientos de otras disciplinas. Esta desconexión, a mi entender, se traduce en una cortedad de miras que limita enormemente su capacidad explicativa de los procesos que acontecen en torno a los sistemas humanos. Desde entonces he intentado tender puentes entre disciplinas, así como entre el mundo académico y la realidad de los agentes que intervienen en los procesos económicos. Y he encontrado fuertes reticencias a desgranar las implicaciones que tiene el hecho de que nuestra economía forme parte de la biosfera.
El objetivo de mis trabajos ha residido en contemplar a los agentes económicos como entes que tienen un metabolismo propio, es decir, que necesitan para su mantenimiento de flujos de materiales, energía e información. Un vistazo al metabolismo de estos agentes bastaría para comprobar cómo su funcionamiento degrada las bases que lo sostienen, además de agudizar su vulnerabilidad, pues les convierte en dependientes de un suministro estable de ciertos flujos materiales finitos (energía fosil) o que fluctúan cíclicamente de forma natural (energía renovable, agua y alimentos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s