Estos días azules y este sol de la infancia

Estos días azules y este sol de la infancia

AMP_2680

14.02.2016©ÁlvaroMinguito

Antonio Machado falleció un 22 de febrero de hace 77 años en el pueblo francés de Colliure.

Él fue uno de los primeros muertos de lo que se conoce como La Retirada, el exilio hacia Francia al que se vieron forzados casi 500.000 españoles, los sales rouges que escapaban del fascismo y la represión que se habían instalado en España.

Machado, junto a su madre Ana Ruíz, de 85 años, su hermano José y su cuñada, huyó a finales de enero a través de los Pirineos por la frontera en Portbou.

Abandonados por las ambulancias que los trasportaban por la imposibilidad de avanzar con tanta gente que invadía la carretera, sin equipaje ni dinero, pasaron la noche en la estación de trenes de Cerbére.

A su llegada al pueblo de Colliure, con lo puesto, se alojaron en la pensión de Madame Quintana, que los acogió a sabiendas de que nunca cobraría por ello.

Tres semanas después fallecía en esa pensión. Su dueña cedió un nicho en el cementerio del pueblo para su entierro, en el que solo tres días después le acompañaría su madre.

Pocos días después del fallecimiento, su hermano José Machado encontró en el bolsillo del gabán un trozo de papel que decía “Estos días azules y este sol de la infancia”.

Su último verso.

AMP_269914.02.2016©ÁlvaroMinguito

Anuncios

#7N “Lo personal es político”

7n_2014_1_copy

Publicado en eldiario.es

41 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas. Al menos ocho menores asesinados por su padre. Este es el macabro balance de lo que llevamos de 2015. Así actúa la violencia machista. Desayunamos muertas que solo aparecen en las páginas de sucesos. No hay portadas ni ruedas de prensa, ni presupuestos, ni política para combatirla. Sigue leyendo

Y Chile volvió a temblar

terremoto 2015-foto1

Foto: Hernán Contreras (AP)

Un terremoto de 8.4 grados en la escala de Richter tuvo lugar la pasada noche en Chile. Poco antes de las ocho de la tarde (una de la madrugada en España) la tierra tembló en el norte y el centro del país con una intensidad desconocida desde 2010. La placa de Nazca se introdujo bajo la Sudamericana unos 5 metros y todo un país contuvo durante unos minutos eternos la respiración.

El epicentro se situó a 11.1 kilómetros de profundidad, cerca de la costa y de las ciudades de Illapel, La Serena y Coquimbo, a unos 290 kilómetros al norte de Santiago. Se decretó enseguida la evacuación de las localidades costeras del país por alarma de tsunami y poco después las primeras olas comenzaron a llegar. Hasta el momento se ha informado de diez fallecidos. Caída de muros y techos, deslizamiento de rocas, accidentes de circulación y hasta cuatro paros cardíacos serían las causas. Habría además un desaparecido.

Sigue leyendo

«Candidaturas unitarias» y movimientos sociales ante las elecciones locales: acercamientos y distancias

Lo que sigue es el relato el primera persona de una experiencia vivenciada a escala reducida (pueblos y ciudades de la Sierra de Madrid), en la que todo parece más evidente, más simple, que en las grandes ciudades. Aun así, algunas de las reflexiones políticas que se suscitan podrían ser válidas a una escala mayor.

foto_art2

Una experiencia personal

Collado Villalba (Madrid), 10 de mayo de 2015. Bajo un sorprendente calor se desarrollaba un acto electoral conjunto de más de diez denominadas «candidaturas de unidad popular» (en adelante «CU») de la Sierra del Guadarrama, que fue el primer acto electoral en el que participé en toda mi vida. No pude evitar sentirme algo incómodo por estar organizando un evento público para pedir el voto: la política de partidos, o la política institucional, no es mi hábitat natural. El centro de aquella jornada fue una ronda de mítines de cinco minutos en los que hablaron los candidatos de cada pueblo. El mitin es un género que se me hace muy difícil digerir, a medio camino entre la arenga militar y una presentación comercial de producto. Pero para casi todos estos candidatos, que a fecha de hoy son ya concejales, aquel era también su primer mitin, su primera creación en un género que, intuyo, tampoco les gustaba demasiado. Acabaron diciendo sin muchos filtros lo que opinaban, lo que proponían, lo que llevan dentro. Y claro que tenían mucho que decir porque, aunque algunos llevaban muy poco militando en partidos, tenían gran experiencia en política local. Trabajaban o habían trabajado en asambleas locales del 15M, centros sociales, despensas solidarias, plataformas antidesahucios, colectivos ecologistas y otros movimientos sociales de escala local.
Sigue leyendo

La representación como motor democrático: es ahora

Publicado en eldiario.es

En las tomas de posesión de los nuevos ayuntamientos hemos observado con perplejidad cómo por vez primera en esta crisis las multitudes se han agrupado para aplaudir y corear a sus políticos. La desafección ha quedado a un lado y en determinadas plazas se ha escuchado un grito inédito: “Que sí, que sí, que sí nos representan”.

Candidaturas formadas en gran parte por activistas que en los últimos años han participado de las luchas estudiantiles, contra los desahucios, de las mareas y de la indignación general, han obrado lo que parecía imposible. Algunos eran reacios a la representación institucional, defensores de un tipo de democracia más directa y asamblearia. Ahora dan el salto a la representación y es aquí donde se plantea un reto apasionante.

Sigue leyendo

Lo que enseña Ahora Madrid

Fiesta electoral de Ahora Madrid el 24M. / Europa Press.

Fiesta electoral de Ahora Madrid el 24M. / Europa Press.

Publicado el pasado 26 de mayo en eldiario.es

Autenticidad. A la mayoría del electorado nos encanta votar con ilusión, creyéndonoslo. “Estábamos sedientos de autenticidad”, me decían estos días desde Madrid sobre la candidatura encabezada por Manuela Carmena. Nada de frases impostadas ni de sofisticados cálculos demoscópicos. Nada de insultos. Bastaba la ejemplaridad y un discurso contundente en fondo y objetivos, con vocación de transformación, que fuera a la vez tranquilo en las formas. Una se puede dirigir a amplias mayorías, y ganar Madrid, sin renunciar a los valores de la izquierda. Aquí hay que reconocer que el primero en apuntar hacia este camino tras la estela del 15M fue Julio Anguita y su Frente Cívico.

Sigue leyendo