Qué difícil es ser heterodoxo

Artículo publicado en el número 17 (septiembre) de la revista Alternativas Económicas.

 Conforme la presente recesión se evidenciaba como tal parecía que se abrirían las ventanas para permitir al fin ventilar las cerradas aulas de la Economía. Hasta ese momento la ortodoxia imperante cantaba sus proezas, permitiéndose afirmaciones como la del Nobel Robert Lucas al presagiar en 2003 que “el problema central de la prevención de depresiones ha sido, de hecho, resuelto en todos sus aspectos para muchas décadas”. En cierto modo no se equivocó, pues el problema central para las próximas décadas ya no es prever depresiones sino estimar cuándo saldremos de ellas.

Cuando un paradigma evidencia sus limitaciones lo normal es que otros lo reemplacen. El conocimiento requiere de un debate constante y por ello resulta esencial que el alumnado conozca otros enfoques y desarrolle un espíritu crítico. Nada de esto sucede en economía. Pese a haber quedado en evidencia, los modelos de matriz neoclásica aún colman los libros de texto en detrimento de una marginada variedad de visiones heterodoxas. No todo es inmovilismo, se evidencian disensos, desde el postautismo francés al más reciente llamamiento internacional de estudiantes de Economía. En España cabe destacar las Jornadas de Economía Crítica, cuya XIV edición se celebró entre los días 4 al 6 de septiembre en Valladolid.

Un elemento clave para explicar la falta de pluralismo académico reside en el difícil acceso de la economía crítica para enseñar, investigar y publicar. Ante unos recursos públicos siempre en disposición de ser menores, la financiación depende cada vez más de fondos privados, a menudo ligados a grandes empresas y bancos. Estos tienden a dirigir sus recursos hacia aquellas áreas más cercanas a sus intereses, lo que margina a otras por criterios extraacadémicos.

La publicación de artículos especializados resulta crucial para el profesorado universitario, o quien aspire a serlo, pues de ello depende en buena medida su valoración académica y estatus laboral. Dicha valoración va en función de lo relevantes que se consideren las revistas donde publiquen, lo que se mide por el índice de impacto. Éste consiste en estimar la cantidad de veces que han sido citados artículos de una revista académica durante un periodo de tiempo. Los índices más importantes son JCR (Journal of Citation Reports) y Scopus, ambos pertenecientes a grandes transnacionales: Thomson Reuters y Elsevier, respectivamente. Claro que existen alternativas públicas, también en España. Y como bien señalara la profesora Concha Mateos, ninguna de ellas recibe dinero de las publicaciones que estudia, evalúa o cataloga, ni de los interesados en consultar sus resultados, pese a lo cual son menospreciadas.

Las revistas económicas mejor valoradas son de marcada orientación ortodoxa. Además, el abanico temático de éstas es acotado, lo que supone una dificultad añadida en áreas como la economía ecológica o la de género. Pero los obstáculos para la economía crítica comienzan desde la propia evaluación. En dicho proceso dos evaluadores independientes entre sí decidirán si el documento es digno de salir a la luz. El problema no es el método en sí, sino que ante un entorno tan monocorde suelen primar criterios ligados a postulados dominantes, con un una exagerada preferencia por el aparataje matemático como valor en sí mismo.

El añorado David Anisi, en su discurso de inauguración del curso académico de 2006 en la Universidad de Salamanca reflexionaba sobre la pretensión de ciencia de la Economía. El problema, decía, es que muchos de esos creadores de modelos difícilmente reconocen que detrás de ellos hay determinadas visiones e ideologías. Pero precisamente no podemos explicar la preminencia de la escuela neoclásica por criterios académicos, sino políticos derivados de su proximidad con el poder establecido. Por eso mismo se pretenden asépticos pero, como planteara el profesor en otra ocasión, ¿quién ofrece autoridad, dinero o respetabilidad a cambio de ese trabajo?

En esas seguimos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s