¿Dónde quedó la ética judía? Apuntes sobre una traición

Martin Buber y Judah Magnes ante la Comisión Angloamericana en Jerusalén, 1946.

Martin Buber y Judah Magnes ante la Comisión Angloamericana en Jerusalén, 1946.

Una versión más reducida de este artículo se publicó el pasado sábado en eldiario.es.

Más de 1.800 muertos en el último mes, un 85% de ellos población civil. Más de 400 niños asesinados. Cerca de 10.000 heridos, de los que 2.800 son menores. Este es el atroz balance de la violencia estatal ejercida por Israel en el último mes en Gaza. Por el lado israelí hay 67 víctimas mortales, un 96% soldados.

Entre los actos de guerra más espantosos se cuentan los 6 ataques israelíes a escuelas de la UNRWA que servían de refugio principalmente a mujeres y niños.

En 1938, en medio de lo que diversos autores consideran la segunda Intifada árabe en Palestina, la organización terrorista Irgún reventó, a base de represalias directas contra civiles árabes, la llamada política de contención (havlagah) llevada en un principio por la Agencia Judía. Martin Buber, uno de los grandes filósofos judíos del siglo veinte y exponente central del sionismo cultural, escribió entonces un artículo titulado “Sobre la traición”:

Sigue leyendo

Fotogalería: Funeral de Mahmud Darwish, poeta palestino. (13.04.1941- 09.08.2008)

El muro de la vergüenza

Mural con la imagen de Mahmud Darwish en una de las torres de vigilancia del muro de la vergüenza, en el tramo que separa las ciudades de Belén y Jerusalén. 16.04.2011/©Álvaro Minguito

El 9 de agosto de 2008 Mahmud Darwish fallecía en Houston tras una operación de corazón.

Días después, el 13 de agosto, su cuerpo llegó en helicóptero a la ciudad de Ramala, donde se celebró un funeral de Estado, honor que sólo se había otorgado anteriormente a Yasser Arafat, líder de la Organización para la Liberación Palestina. Su familia en un principio pensó en enterrarlo cerca de su lugar de nacimiento, pero eso suponía pedir permiso al gobierno israelí. “Mahmoud no pertenece sólo a una familia o a un pueblo, sino a todos los palestinos, y debe ser enterrado en un lugar donde todos los palestinos puedan visitarlo”.

La ceremonia se desarrolló en la Muqataa, sede provisional del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina, y contó con la asistencia del presidente Mahmoud Abbas. Posteriormente, y a pesar de los intentos del ejército israelí de bloquear las carreteras y los accesos a la ciudad mediante controles, miles de personas llegadas de distintas partes de Palestina acompañaron su féretro por las calles.

Cadáveres anónimos

Ningún olvido los reúne,
Ningún recuerdo los separa…
Olvidados en la hierba invernal
Sobre la vía pública,
Entre dos largos relatos de bravura
Y sufrimiento.
“¡Yo soy la víctima!”. “¡No, yo soy
la única víctima!”. Ellos no replicaron:
“Una víctima no mata a otra.
Y en esta historia hay un asesino
Y una víctima”. Eran niños,
Recogían la nieve de los cipreses de Cristo
Y jugaban con los ángeles porque tenían
La misma edad… huían de la escuela
Para escapar de las matemáticas
Y la antigua poesía heroica. En las barreras,
Jugaban con los soldados
Al juego inocente de la muerte.
No les decían: dejad los fusiles
Y abrid las rutas para que la mariposa encuentre
A su madre cerca de la mañana,
Para que volemos con la mariposa
Fuera de los sueños, porque los sueños son estrechos
Para nuestras puertas. Eran niños,
Jugaban e inventaban un cuento para la rosa roja
Bajo la nieve, detrás de dos largos relatos
De bravura y sufrimiento.
Luego escapaban con los ángeles pequeños
Hacia un cielo límpido.

Mahmoud Darwish – poeta palestino