Datos fiscales e ingresos de los más ricos: Sobre el enriquecimiento del 1%

Datos fiscales e ingresos de los más ricos

Publicado originalmente en inglés en Mapping Ignorance.

En este artículo se lleva a cabo un breve resumen de los recientes estudios que han analizado el incremento de la participación de las familias más ricas de diversos países en el ingreso disponible que se ha producido durante las últimas décadas, el cual explica el surgimiento del movimiento “el 1% contra el 99%”. Además, se repasan las diferentes explicaciones dadas a ese incremento y se proponen explicaciones alternativas. Sigue leyendo

Anuncios

El sustrato político de una huelga de hambre

Jorge Arzuaga

Jorge en la Puerta del Sol. Álvaro Minguito/DISO Press.

Ayer jueves se anunció el fin de la huelga de hambre que mantenían cuatro personas en la madrileña Puerta del Sol exigiendo la dimisión del gobierno de Mariano Rajoy. Se cumplían 40 días sin comer para Jorge Arzuaga, el joven que la inició, en una acción que ha generado múltiples adhesiones y también un pequeño debate sobre la idoneidad de la misma.

Mañana sábado, justamente, se cumple el noventa aniversario del fin de una de las huelgas de hambre de mayor impacto en la historia europea. Poco después de finalizar la Guerra Civil irlandesa, en octubre de 1923, más de 8.000 presos republicanos opuestos al Tratado anglo-irlandés escogían esta vía de lucha para protestar por su encarcelamiento. Tras el primer mes de ayuno solo la continuaron 200 presos. La huelga se suspendió el 23 de noviembre tras la muerte de dos de ellos. Habían pasado 41 días. La mayoría de los huelguistas lograron la libertad una vez juraron lealtad al nuevo Estado Libre de Irlanda. Aquel centenar que se negó a cumplir esta condición pasaría un año más en prisión.

Sigue leyendo

¿Es posible salir del hoyo del paro?

espacio-publicoPublicado en Espacio Público

La actual crisis económica ha disparado las cifras de desempleo en Europa, convirtiendo el paro en el principal problema económico y social del momento: en España hemos pasado de 1,8 a 6,1 millones de desempleados entre 2007 y 2013, mientras que en la UE se ha pasado de 16,8 a 26,7 millones durante estos años. La reducción del desempleo debiera ser por tanto el referente que guíe el conjunto de la política económica.

El gobierno español, al igual que las instituciones de Bruselas, defienden su política de recortes del gasto público y de reducción de los salarios como la condición necesaria para que nuestras economías capten financiación externa, ganen competitividad y se produzca con ello la recuperación del crecimiento económico. Se fía la salida de la crisis por tanto al supuesto papel estabilizador que el “saneamiento” del sector público tendrá sobre la inversión privada, así como al motor de las exportaciones. Sigue leyendo

Disciplina, democracia y partidos

Rubalcaba-dice-PSOE-vuelto_EDIIMA20131110_0176_4

Conferencia Política del PSOE. Efe.

Publicado en eldiario.es

Uno de los teóricos más importantes del siglo XX, Leo Strauss, insistía siempre en que las cuestiones fundamentales de la política son perennes. Volvemos a ellas una y otra vez. Su íntimo enemigo en la academia norteamericana, Sheldon S. Wolin, matizaba que en realidad a la hora de pensar la política estamos comerciando de continuo entre lo viejo y lo nuevo, por lo que además del estudio debemos contar con una visión que combine nuestra propia experiencia con ciertas dosis de imaginación.

Sigue leyendo

La estrecha mirada económica de las tijeras: desempleo, vivienda y falacias de los analistas oficiales

Artículo publicado en econoNuestra

Hace pocos días, nos hemos desayunado con dos noticias que han provocado en nuestra mentalidad de economistas un violento choque lógico, parecido al de una tostada de ajo y una galleta de chocolate mojadas a un tiempo en nuestro primer café del día.

Por un lado, El País afirmaba el 28 de octubre pasado que desde la SAREB (el «banco malo») se está comenzando a instar la demolición de viviendas que no se están vendiendo. Según «los expertos consultados» por este medio, esto ayudaría a lograr que el mercado se equilibrase «vía cantidades», lo cual es, según ellos, preferible al ajuste «vía precios» (es decir, a una caída del precio de la vivienda hasta que no queden casas sin vender).

Casi al mismo tiempo, el 21 de octubre, el Círculo de Empresarios cargaba las tintas contra los Presupuestos Generales del Estado de 2014, los del recorte sobre recorte, por ser demasiado suaves en el uso de la tijera en el sentido de ofrecer espacios de interés social a la lógica de la rentabilidad (privatización de servicios públicos). Y aprovechaba para reivindicar la bajada del Salario Mínimo Interprofesional, ya que, según ellos, es la principal causa del desempleo juvenil. Puede tener algún sentido hablar de privatizaciones en la valoración de unos presupuestos, pero ¿de bajar el SMI? Se trata de una repetición de la reivindicación ya formulada en septiembre por ellos mismos, y en mayo por el Banco de España. Esta campaña contra el SMI se basa en que esta norma estaría introduciendo «rigideces» en el mercado de trabajo, lo cual vendría a provocar un indeseable ajuste «vía cantidades», en lugar del deseable ajuste vía precios.

Pero el ajuste vía precios, ¿no era indeseable? Sigue leyendo

El despropósito Erasmus: cuando el Estado no es de fiar

Artículo publicado en eldiario.es

Al bueno de Aristóteles, en su elogio de la palabra y la razón, se le olvidó añadir que lo que también hace profundamente políticos a los humanos es la imaginación. Precisamos de la fantasía para mantener cualquier institución. Piensen, si no, en los impuestos. “Hacienda somos todos”, nos dicen para que funcione uno de los elementos más sensibles a la hora de medir la obediencia política de un pueblo. Todos debemos contribuir en la medida de nuestras posibilidades al desarrollo de lo público. Y así imaginamos que lo que pagamos al consumir, o por nuestra renta, va directamente a un hospital, al cuidado de las calles o a la nueva escuela pública. Si empezamos a conocer que nuestros impuestos se dedican a rescatar banqueros entrampados mientras se expulsa a familias enteras de sus casas, o a financiar partidos políticos de Gobierno que se financian irregularmente, nuestra imaginación sufre una buena sacudida. No digamos ya si se perpetran amnistías fiscales. “Hacienda somos todos”, nos repetirán, y ya no estaremos tan seguros.

Sigue leyendo