Los “violentos” de las portadas

Aspecto de la manifestación del 24O en Madrid. Foto: Reuters.

Aspecto de la manifestación del 24O en Madrid. Foto: Reuters.

Ayer los principales diarios nacionales en papel, en lugar de mostrar esas fotos donde nos reconocemos las miles de personas que hemos estado en las manifestaciones del 24 de octubre, sacaron en sus portadas estudiantes, algunos con las caras tapadas, al lado de contenedores utilizados como barricadas o dentro de una clase interrumpida durante la jornada de huelga. Varios medios y periodistas les tildaban de “violentos”.

No solo fue una elección que desinforma, sino que estos días he podido ver de cerca cómo se organiza el movimiento estudiantil, en concreto en el campus de Somosaguas donde trabajo, y no puedo utilizar un solo argumento para decir que son violentos. Es más, puedo sostener que son de lo mejor que tenemos en la Universidad. Explicar esto sé que es un riesgo, y que a varios lectores les parecerá complicado de entender. Lo intentaré, pues me parece lo más justo.

Sigue leyendo

Por qué la huelga en la educación

24O huelga educativaPublicado en eldiario.es

Este jueves 24 de octubre se ha convocado a trabajadores y estudiantes de todos los niveles educativos a una huelga. Los estudiantes la están sosteniendo desde el martes. Los motivos que la impulsan, además de variados, son abrumadores y contundentes. Son escandalosos.

En el caso de la Universidad, lo que muchos venimos denunciando al menos desde el Informe Universidad 2000 –que vimos refrendarse poco a poco en la Ley Orgánica de Universidades, en el Plan Bolonia y en la Estrategia Universidad 2015– se está materializando en diversos frentes de forma acelerada y en cuestión de meses. Hay un cambio brusco de modelo educativo en marcha que, como en otros sectores, se implanta aprovechando la situación de crisis económica mientras se ha ido madurando durante años desde el bipartidismo imperante.

Como profesor de la Universidad Complutense, ya he anunciado este jueves a mis estudiantes que no iré a clase. Haré huelga y estaré manifestándome en las calles de Madrid. A continuación expongo mis motivos principales.

Sigue leyendo

Credibilidad

Alberto-Nunez-Feijoo-Marcial-Dorado_EDIIMA20130331_0190_18

Foto: El País.

Publicado en eldiario.es

Ya en la Antigua Atenas se sabía que el ciudadano honrado que pedía la palabra en la Asamblea, antes de hablar, gozaba de más credibilidad que el demagogo que viraba de opiniones dependiendo de sus intereses, o que aquel que trataba de dar lecciones con la palabra mientras sus acciones lo desdecían a cada rato. Era un problema que afrontó convenientemente Isócrates: no solo debemos fijarnos en el logos, es decir, en las palabras razonadas que se escuchan en cada argumento. Ni siquiera es suficiente tomar en consideración el pathos, todas aquellas emociones y pasiones que mueven un discurso y agitan al auditorio, que conforman la base cambiante de un pueblo. Además de todo ello, debemos tener en cuenta el ethos, el carácter de un orador, así como aquello que una comunidad considera que está bien.

En los últimos días Jaime Botín, Esteban González Pons o Jordi Sevilla han tenido problemas de credibilidad relacionadas con estas viejas cuestiones. El primero, desgranando un discurso sobre el empobrecimiento de las clases medias y la perniciosa influencia de la moral católica en el país. El segundo, lamentando enérgicamente la inacción europea frente a la muerte de inmigrantes en las costas de Lampedusa. El último, cerrando ofendido su cuenta de Twitter porque se indicaba su relación con una gran empresa tras su paso por el Ministerio.

Sigue leyendo

La crisis del sistema euro: análisis y alternativas

Euro sí, euro no y viceversaBibiana Medialdea, Nacho Álvarez y Daniel Albarracín

Publicado en VIENTOSUR

[Este artículo, preparado con motivo del Seminario “¿Qué hacer con el euro? La respuesta de la izquierda ante la crisis de Europa” organizado en junio de 2012 por la FIM, aparecerá próximamente, junto a otros textos, en un libro colectivo sobre el Euro editado por el Viejo Topo]

La UE como proyecto económico y político  

El proyecto de Unión Europea (UE) diseñado y efectivamente implementado por las potencias centroeuropeas –representantes de sus principales corporaciones–, dista mucho de la retórica interesada que se esfuerza en identificarlo con valores como democracia, progreso, paz o solidaridad entre los pueblos.

Aunque es cierto que gran parte de los pueblos europeos depositaron sus esperanzas en una Europa que superó el periodo de las grandes guerras desarrollando democracias liberales y un marco económico de relativa prosperidad, tal percepción no debiera difuminar el sentido económico y político que encarna la UE realmente existente. El hecho de que la población europea haya depositado en la UE y en sus instituciones (entre ellas el euro) una gran carga simbólica relacionada con el progreso y la democracia, explica precisamente que a pesar de que el proceso de construcción adolezca desde sus inicios de carencias democráticas fundamentales, se hayan aceptado sacrificios enormes en su nombre. En este contexto se entiende cómo se naturalizó sin apenas discusión el euro como la guinda de un gran proyecto de civilización que, según el pensamiento dominante, representaba la UE. Sigue leyendo

Qué Hacemos con la Deuda: entrevista a Bibiana Medialdea (Coord.).

Bibiana_Medialdea_EDIIMA20131006_0278_13Publicado en eldiario.es

La economista Bibiana Medialdea ha coordinado el libro  Qué hacemos con la deuda, una obra colectiva que analiza la actual crisis de deuda española. En esta entrevista repasamos algunos asuntos sobre los que profundiza el libro: cómo se originó el sobreendeudamiento (público y privado), quiénes son los acreedores, y sobre todo, qué hacer ante un problema que estrangula la economía y nos deja en manos de los acreedores y la troika. Medialdea y el resto de autores (Ignacio Álvarez, Iolanda Fresnillo, Juan Laborda y Oscar Ugarteche) asumen que la deuda es impagable y conducirá a una quita, por lo que el debate no es pagar o no pagar, sino quién soporta el coste de su reestructuración, y cómo lograr que esta se haga mediante una decisión democrática. Hablamos con ella de la propuesta de una auditoría ciudadana, y de las experiencias en otros países que también sufrieron crisis de deuda.

¿En qué momento la crisis española se convirtió en una crisis de deuda?

La economía española basó su supuesta “época dorada” en un incremento insostenible del endeudamiento, sobre todo contraído por empresas de los sectores constructor/inmobiliario y financiero. Desde esta perspectiva, la crisis de sobreendeudamiento viene gestándose como mínimo desde mediados de los años noventa. Sigue leyendo

El 5 de octubre comienza un cambio de régimen

Women's_March_on_Versailles01Publicado en Diagonal

El 5 de octubre de 1789 centenares de mujeres encabezaron una marcha que cambió el rumbo de la Revolución Francesa, y quién sabe de cuántas cosas más.

Semanas antes, la Asamblea Nacional Constituyente había aprobado los decretos que ponían las bases para acabar con los privilegios feudales así como, el 26 de agosto, votó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. El Gran Miedo que sobrevino en forma de disturbios por todo el país tras la toma en julio de la Bastilla había conducido a los nobles de la Asamblea a renunciar a sus privilegios. Los decretos y la Declaración, sin embargo, precisaban de la firma del rey Luis XVI para entrar en efecto. Y este no parecía por la labor. Quizá, quién sabe, pensaba como Mariano Rajoy: aguantaré a que pase el temporal.

Sigue leyendo

Activos fiscales y nuevas ayudas a la banca

Fotografía de Álvaro Minguito

Publicado en el nº 206 del periódico Diagonal

Aunque con menos ruido mediático, la banca española ha vuelto a ser centro de atención financiera y política este verano. El motivo esta vez son los llamados “activos fiscales diferidos” (DTA, por sus siglas en inglés) y los cambios al respecto en la normativa bancaria internacional a partir de enero de 2014. Una cuestión técnica y farragosa, pero que amenaza con suponer un nuevo rescate público a la banca privada.

Sigue leyendo