Las claves del canje de preferentes

Preferentes El RotoEntrevista de Elsa S. Vejo (@elsavejo) publicada en Estrella Digital

“Los canjes de preferentes son lo más generosos posible, porque convierten a los titulares de estos productos en accionistas, y de esa forma se aligera su carga para sanear la entidad”. De esta manera, justificaba este martes el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, la última medida anunciada por el Gobierno de Mariano Rajoy para solucionar el drama en el que se hayan inmersos miles de preferentistas desde hace ya más de un año: el canje de estos complejos productos financieros por acciones de los bancos que se los vendieron, pero con recortes sobre el valor invertido que variarían entre el 10 y el 70%. Una controvertida decisión que ha desatado la furia de cientos de estafados que desde el pasado viernes —momento en el que el ministro de Economía, Luis de Guindos, presentó la iniciativa aprobada en Consejo de Ministros— llevan ocupando las calles de Galicia, Madrid y Cataluña en acto de protesta.

Todos ellos, protagonistas de una de las mayores estafas financieras de los últimos años: pequeños ahorradores que colocaron gran parte de su dinero, si no todo, en unos complejos productos de inversión que ofrecían una alta rentabilidad pero conformaban riesgos de los cuales nunca fueron advertidos. Un drama al que el Gobierno dio solución el pasado viernes. Bruselas ya dijo que se desentendía de este problema, así que era de esperar que las opciones ofrecidas por el Ejecutivo no les saliera gratis a los afectados. A continuación, el economista Antonio Sanabria explica a ESTRELLA DIGITAL las claves de este problema y de la solución adoptada.

Sigue leyendo

Críticas y alternativas a un modelo económico agotado (entrevista a Bibiana Medialdea)

Entrevista realizada en el encuentro #OtroMundoEstaEnMarcha, organizado por la Plataforma 2015y+ el 27 y 28 de febrero en Madrid.

¿Cómo se está gestionando la crisis financiera en España? ¿Qué significa la política europea de rescate? ¿Qué propuestas alternativas para gestionar la crisis? ¿Qué papel tiene la sociedad civil en la definición de políticas económicas? ¿Por dónde empezamos? ¿Sirve el camino de la desobediencia civil?

¿Es negociable la ILP?

Carlos Huerga

Artículo publicado en el periódico Madrid15-M nº 12 (marzo de 2013)

782_393146097433327_941563757_n

Como mucha gente ya sabe, las Plataformas de Afectadxs por las Hipotecas han estado nueve meses recogiendo firmas para la #ILPHipotecaria. Finalmente hemos conseguido presentar en el Congreso de los Diputados la ILP con el apoyo de más de 1.400.000 firmas. Incluso, se ha conseguido salvar la primera barrera que el actual sistema político le había puesto: su admisión a trámite. Eran muchos los que pensaban que este casi millón y medio de firmas se iba a quedar en la puerta del Congreso, ya que el Partido Popular, con su mayoría absoluta, había anunciado que no la admitiría. Sin embargo, la presión social ha conseguido que este partido tuviera que recular y admitirla a trámite; un grandísimo éxito para el movimiento. Sigue leyendo

Lo que Salvados no contó sobre las pensiones públicas

salvados

El siempre interesante programa “Salvados”, que dirige el periodista Jordi Évole, dedicó su sesión del pasado 10 de marzo al análisis de nuestro sistema público de pensiones. Sorprende que un programa como “Salvados”, caracterizado por su imparcialidad, su capacidad para mostrar las diferentes aristas de los problemas tratados y su compromiso crítico con la situación social actual, presentase un análisis sesgado (y alarmista) de nuestro sistema de pensiones.

En el programa se repitieron buena parte de los lugares comunes que recurrentemente plantean los portavoces de los intereses financieros y bancarios, y que ya sirvieron de base para la última reforma de las pensiones en nuestro país: la proporción entre el número de jubilados y trabajadores activos no deja de crecer al tiempo que la esperanza de vida se incrementa progresivamente, lo que se traduce en la insostenibilidad del sistema público de pensiones. Sería necesario por tanto, según estas voces, implementar recortes (retrasar la edad de jubilación y reducir las prestaciones), así como complementar las prestaciones públicas con planes privados de pensiones. Sigue leyendo

Las mentiras de las cifras del déficit

Ilustración de: María Calzadilla

María Calzadilla

Publicado en el periódico Diagonal

El Gobierno del PP ha anunciado que el déficit público se situará en el 6,7% del PIB, mientras la Comisión Europea anunciaba otra cifra, el 10,2%, al incluir las cuantiosas ayudas a la banca. A día de hoy, sin embargo, el único dato contrastable nos lo proporcionan las Cuentas No Financieras del INE. Éstas mostraban un déficit del 9,9% del PIB hasta septiembre sin tendencia a decrecer, por lo que probablemente supere el 10%. En cualquier caso, tal baile de cifras significa que, tras más de un año de recortes brutales de todo tipo (educación, sanidad, 281.000 empleos públicos, etc.), el déficit de 2011 no sólo no se habrá reducido, sino que será incluso superior en unos 5.000 millones de euros: desde los 98.900 millones (9,3% del PIB) a más de 104.000 millones en 2012. Ello abre una serie de contradicciones y aporías en el discurso ideológico neoliberal sobre la salida de la crisis a través de los sacrificios de la austeridad:

Sigue leyendo

Izquierda Unida: generosidad o casta

Activism-

Publicado en eldiario.es

Hace poco más de 100 años, un joven socialista alemán quiso analizar por dentro la organización del partido que en aquel entonces todavía era el referente del socialismo internacional, el Partido Socialdemócrata Alemán. Lo que vio no le gustó. Escribió entonces un clásico de la ciencia política que aún hoy se estudia como referencia en todas las Facultades del mundo: Los partidos políticos. En él, Robert Michels desarrollo la célebre ley de hierro de las oligarquías según la cual toda organización política tiende a concentrar un grupo de dirigentes en la cúpula que, irremediablemente, comienza a confundir sus intereses con los del partido, con los de sus militantes y simpatizantes. El interés de esta casta oligárquica sería su propia supervivencia, el mantenerse al frente del poder interno, en lugar de desplegar las políticas que reclaman sus bases.

Sigue leyendo