Crónicas políticas desde Marte

CronicasMarcianas

Cuando estudiábamos en la Universidad, algunos de quienes hoy formamos el Colectivo Novecento organizábamos un taller literario. Lo hacíamos porque sí. Nos gustaba celebrarlo en el Café Manuela, del madrileño barrio de Malasaña. Allí nos contábamos autores y libros, nos pasábamos relatos, tomábamos algo y lo pasábamos bien. Es en aquella época cuando alguien me recomendó leer a Ray Bradbury, lo que siempre agradecí.

El pasado miércoles Bradbury murió a los 91 años. De los libros y cuentos suyos que leí, ha sido Crónicas Marcianas el que más me ha acompañado. Y digo acompañado porque me doy cuenta de que los grandes libros se quedan contigo toda la vida; inspirando, promoviendo, protegiendo. Y estas crónicas políticas desde Marte, publicadas en 1950, es de las que no me he cansado de recomendar por todo ello.

Bradbury nos lleva fuera de la Tierra para pensarnos mejor, algo habitual en los grandes de la ciencia ficción. Los marcianos son los otros, pero ahí en el fondo del lago rojo, nos damos cuenta de que también somos nosotros. En la superficie se critica el apartheid, la colonización, la deriva tecno-científica, militar e industrial del capitalismo avanzado que nos hace huir de la Tierra, sí. Pero más al fondo nos encontramos con los matices de una sabiduría literaria y humana que se entrega con coraje para ir más al fondo.

Así, las crónicas relatan mucho sobre las complejidades que nos conforman, acerca de nuestro difícil y plural gobierno interno; también acceden a las sombras que originan la violencia mental. Sus reflexiones sobre el tiempo marciano, libre de ansiedades, o sobre las memorias que anidan en las ruinas de los derrotados, plenas de resistencia, insuflan aire puro al lector. Bradbury traza encuentros terribles entre seres recorridos por miedos y pasiones desatadas, pero también sabe trenzar encuentros de esperanza en la diferencia, en el desacuerdo radical entre un marciano y un terrícola.

Las crónicas se escribieron desde la inconfundible prosa poética de Bradbury. Su lectura se paladea, y ofrece libertad al lector. Hace unos años publiqué un artículo sobre este libro. Hoy no quería dejar pasar la ocasión de homenajear a un autor extraordinario, a uno de esos libros que te hacen reconocer una vez más que la literatura, a menudo, es la más profunda de las teorías políticas.

Anuncios

Un pensamiento en “Crónicas políticas desde Marte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s